Agroturismo Napoles "Il Castagno"

Agroturismo Napoles 

agriturismo "il Castagno" di Fusco Isabella via radicosa 39 c 80051 Agerola (Na) Italy tel/fax 0039 0818025164

p.iva 07044911217  cf FSCSLL73M69C129D REA: NA 857529 pec: ilcastagno@arubapec.it  PRIVACY POLICY

 

Agroturismo Napoles

 

   versione italiana      version espanol     english version      

  

Benvenidos nel sito ufficiale de Il Castagno, Agriturismo Napoles.

Nápoles es una ciudad estupenda, famosa en todo el mundo por sus tesoros artísticos, naturales e historicos, que se extiende a los pies del Vesubio, en la zona del Golfo de Nápoles.La ciudad tuvo origen en el siglo VII a.C. cuando un grupo de colonos griegos de Cuma, después de luchar contra los Etruscos, se establecieron en este lugar al que llamaron “Neapolis”. En la segunda mitad del siglo IV a.C., Nápoles entró a formar parte del Imperio Romano y se convirtió en una de las residencias preferidas de Emperadores y Patricios que eligieron este lugar para construir sus magníficas villas. Sucesivamente, Godos y Bizantinos se disputaron el dominio de la ciudad hasta que ésta no logró ser la capital de un ducado autonomo (763-1139) y mantuvo su indipendencia hasta que Ruggero II d'Altavilla, rey de Sicilia, impuso la dinastia normanda en estas tierras. A esta dominación le sucedieron la dominación Sveva y la Angioina. Durante ésta última, el rey Carlo II d'Angio transladó la capital del reino de Palermo a Nápoles. A partir de 1442, con la dominación aragonesa, la ciudad pudo gozar de un periodo de gran esplendor artístico dominado por la influencia catalana. Más tarde, las guerras entre España y Francia llevaron a la ciudad a una fase de declino que duró hasta 1707, en la que no faltaron rebeliones y motines como la insurrección de Masaniello de 1647. Durante la guerra de sucesión española, Nápoles pasó bajo el dominio autriaco hasta que Carlos de Borbón le dió de nuevo el papel de capital de un reino autonomo, lo que dió el paso a un nuevo periodo de esplendor y desarrollo. La ciudad estuvo bajo el dominio Borbón hasta 1815.

Positano es el primer puerto de escala al salir de Sorrento; ofrece un paisaje realmente sublime con arcadas entre las casas rosadas y de color miel que se ciernen precariamente sobre un mar iridiscente; además, buscando con detenimiento pueden descubrirse cafeterías y hoteles de un encanto sin igual. Unas kilómetros más adelante aparece Amalfi. Su arsenal y su imponente duomo revelan su antiguo estatus de supremacía naval, que compartió con Pisa y Génova. Unas curvas en forma de horquilla separan Amalfi de Ravello, que se eleva como un balcón sobre la bahía. Su duomo conserva un interesante púlpito con seis leones esculpidos en su base; además, está formado por villas con hermosos jardines. La historia de Salerno es paralela a la evolución de la península; la habitaron desde los etruscos hasta los romanos y también pasó a ser una ciudad medieval, pero la ciudad quedó destruida tras la II Guerra Mundial, por ser una de las principales zonas de desembarco de los aliados.

En Nápoles se encuentran numerosas obras artísticas y architectónicas de gran valor, como por ejemplo las que podemos contemplar en la Plaza del Plebiscito: la Iglesia de San Francesco de Paola (1816) que se inspira al Pantheon romano y Palacio Salerno, construido en el siglo XVIII.Otro monumento importante es el Palacio Real que se construyó en el siglo XVII por el arquitecto Fontana y que hoy es la sede de la Biblioteca Nacional donde se conserva un gran número de obras de arte.Merece también una visita la Universidad, fundada en el siglo XIII por Federico II y que hoy acoge el Museo de Zoología, Paleontología, Mineralogía y Petrografía de Nápoles.Paseando por la ciudad, también se puede admirar la Iglesia de San Agostino della Zecca, del año 1300, con su grandiosa fachada y su hermoso campanario.Desde el Quadrivio del Capo, punto de comienzo para pasear por el encantador litoral de Posillipo, se llega hasta Marechiaro, pequeña localidad de pescadores. Desde lo alto de este pueblecito se pueden ver los restos del Templo de la Fortuna. En barca, en cambio, se puede llegar hasta los restos de una edificio romano llamado Palazzo degli Spiriti (Palacio de los Espíritus).En un viaje a Nápoles no puede faltar una visita a Pompeya y a Ercolano, situadas a pocos kilometros de Nápoles, en las laderas del Vesubio, donde se conservan los restos de estas dos antiguas ciudades romanas. Ambas ciudades desaparecieron cuando la erupción del Vesubio las cubrió en el año 79 a.C. Hoy constituyen dos centros arqueológicos muy importantes para el estudio de esta civilización.En Nápoles se encuentran numerosos museos en los que se conservan los tesoros artísticos de la ciudad: el Museo Nacional, el Museo y la Galería de Capodimonte y el Museo de Palazzo Reale.

Turismo rural cerca de Amalfi - Turismo rural en Campania - Turismo rural Costero Amalfitana - Turismo rural Pompeya - Turismo rural Napoles - Vacaciones naturaleza Campania - Vacaciones turismo rural Campania - Turismo rural Positano

Agroturismo Amalfi - Agroturismo en Campania - Agroturismo cerca -Costero-Amalfitana - Agroturismo Pompeya